Las Habilidades de los grandes Genios

Por Elena Roldán de la Cruz

Los grandes genios como Leonardo Da Vinci, Albert Einstein, Charles Darwin y Thomas Edison, para crear sus inventos utilizaban las habilidades de ambos hemisferios cerebrales y usaban dibujos para estimular las ideas, hacer visible su pensamiento, formar combinaciones nuevas, reducir los límites imaginarios y encontrar una perspectiva diferente que nadie más había adoptado.

¿Qué podemos aprender de ellos?

Las empresas necesitan actualmente directivos que sean aptos para planificar, optimizar los recursos, dirigir al equipo humano, resolver problemas y gestionar la complejidad de las organizaciones. Nos enfrentamos cada vez a más información dentro y fuera de la empresa, los cambios se producen a un ritmo vertiginoso y la incertidumbre lo envuelve todo.

Tenemos que proyectar una visión, obtener resultados, desarrollar equipos de trabajo colaborativos, motivar e incrementar las capacidades de las personas y nuestros colaboradores esperan que les transmitamos confianza y respeto. Se nos exige capacidad para asumir riesgos, imaginación para buscar alternativas y la habilidad para implementar las mejores soluciones.

Los nuevos profesionales tienen que crear valor e innovar en su forma de gestionar y dirigir personas si quieren ofrecer propuestas interesantes a sus equipos, a sus compañías y a sus clientes.

Debemos ser capaces de liderar el cambio y transformar las organizaciones apoyándonos en nuevas competencias como la utilización de herramientas visuales que potencien la creatividad y la innovación. La visualización de una imagen facilita el proceso del pensamiento, estimula el aprendizaje, la comprensión, la memorización y mejora la comunicación entre las personas.

Técnicas como los Mapas Mentales (Mind Mapping), el Pensamiento Visual (Visual Thinking) y el Pensamiento de Diseño (Design Thinking) son una nueva forma de organizar los pensamientos, de manejar la información, de mejorar la capacidad de aprender y comunicar. Multiplican la creatividad y la generación de ideas. Permiten construir mensajes, simplificar los temas más complejos, integrar fácilmente nuevas ideas, tener una visión de conjunto sobre los problemas y por lo tanto tomar mejores decisiones.

Dan Roam, especialista en pensamiento visual, dice en su inspirador libro “Tu mundo en una servilleta” que cualquier problema puede resolverse con un dibujo y cualquiera es capaz de dibujarlo.

Como en la estrategia de pensamiento de los genios, se trata de combinar el pensamiento racional, aplicando la lógica para analizar y planificar la acción, con el pensamiento creativo, para imaginar otras posibilidades y desarrollar nuevas ideas y conceptos. Si insistimos en el uso exclusivo de herramientas empírico-racionales, solo conoceremos el pensamiento lineal y lo que puede ser analizado y medido.

Ante el exceso de información y la necesidad de innovar, salgámonos de los patrones establecidos, pensemos de forma divergente y exploremos el conocimiento a través de los sentidos y la percepción. Integremos la experimentación en nuestros métodos de trabajo y favorezcamos la inteligencia creativa aceptando nuevas lógicas de interpretar la realidad.

 

 

Etiquetas:

Sin comentarios aún.

Responder

Debes estar registrado para dejar un comentario.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando aceptará nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies